Presidencia Municipal, un gran negocio para Daniel Torres actual Alcalde de Valle Hermoso

El ser presidente municipal de una ciudad trae consigo grandes responsabilidades como es hacer cumplir su palabra que realizaba en tiempos electorales.

Como es costumbre los que anhelan la silla prometen cielo, mar y estrellas al llegar a su meta se olvidan de la mayor parte de todos aquellos que confiaron ciegamente en su palabra son colocados en un rincón.
Un presidente municipal de cualquier ciudad por más pequeña que sea tiene una mina de oro en sus manos por la simple razón de que al estar al frente humor cabeza principal al momento inician acuerdos.

Como lo son bancos de depósito, farmacéuticas, auto accesorios etc. para dar mantenimiento a las unidades de fuerza motriz o cualquier otra índole del gobierno al que pertenecen.
Lo que más llama la atención y la mayoría de los alcaldes lo realizan es la compensación que reciben por parte de las empresas a las cuales les entregan un contrato el cual se respeta todo su gobierno.

Dichas empresas pertenecen a amigos cercanos o familiares los cuales son beneficiados a grandes rasgos en todo lo que se realiza.
Daniel Torres Espinoza logró llegar a la cima inicio con el pie derecho pero a pocos meses después mostró la verdadera cara de un político al cual se le sube el Poder en muy poco tiempo.

Las ganancias de un presidente municipal son superiores a las de los diputados locales por tal motivo la mayoría de los últimos en mención buscan de una manera u otra ser los abanderados de su tipo de color y así poder arribar al sueño anh
El Madrazo; redacción de Jaime Hernández