Joven de las empanadas no quiere salir a la calle

Acapulco.— Aura Orihuela, madre de Paco, asegura que desde hace cuatro días, cuando salió el video donde se muestra a su hijo vendiendo empanadas en forma peculiar, no ha dejado de atender el teléfono. “Vendía las empanadas por todo Acapulco, pero ahora ya no quiere salir a la esquina porque todo mundo lo aborda”.
Paco es famoso desde niño, añade la orgullosa mamá: “Fue magia cuando vi el video. Estamos muy orgullosos de Paco su papá y yo. Así era desde chiquito: agarraba sus peluches y se ponía a hablar. Su sueño es ser mercadólogo. Dice ‘mercadólogo del futuro’, y lo vamos a apoyar”, comparte.
La señora asegura que nadie se esperó que el video se volviera viral y su hijo aún más popular, pero tiene que continuar con su vida.
Agradeció el apoyo del empresario Elías Ayub: “Nosotros no pedimos ninguna beca. Estamos agradecidos, pero a nuestro hijo lo vamos a seguir apoyando nosotros. Arturo es amigo personal”.
Paco es un joven de 15 años que estudia en su casa; sus conocimientos en ventas se los debe, en gran parte, a su papá. “Es un talento nato desde que tenía tres o cuatro años. Vendía todo lo que se le atravesaba, por eso conoce todo Acapulco. Ha recorrido todas las playas y ahora que lo han venido a buscar, a todos les ha vendido”.
En playa Icacos, donde según los locatarios “unos judíos grabaron el video, y para que judíos compren algo está cañón”, recuerdan a Paco “como un chavito, como todos los que vienen, con ganas de salir adelante y siempre pensando en rendirle cuentas a su mami”.
Sorprende a empresario. Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas de América Móvil encontró ayer a Paco, el joven que vende empanadas en playas de Acapulco y se llevó una sorpresa.
Gracias a las redes sociales, Elías Ayub obtuvo el teléfono móvil de Alejandro, el papá de Paco y se comunicó con él y con Aura, la mamá del adolescente, con el objetivo de apoyarlo con una beca.
“Me dicen Alejandro, que es periodista, y Aura, que es productora allá en Acapulco, que les va bastante bien, que no quieren una beca, que no piden nada, que este video se hizo viral de casualidad”, explicó el empresario en un video que compartió en redes sociales.
También tuvo contacto con Francisco, quien aprovechó para venderle empanadas al mayoreo y quedaron de mantener el contacto.
Elías Ayub comentó que se queda con dos aprendizajes de esta experiencia: el alcance de las redes sociales y que hay emprendedores mexicanos.
“El gran poder de las redes sociales, cómo se viralizó todo esto . Aguas, porque las redes sociales son una gran herramienta, muy poderosa para bien o para mal, acuérdense que lo que ponen ahí es como un tatuaje: se queda para toda la vida”, subrayó el empresario.
También mencionó que México tiene “chavos como Paco”, con ganas de trabajar, emprendedores a quienes se debe de apoyar, pues hacen un mejor país.