El Madrazo… en la Opinión de Jaime Hernández

Lo único que ha cambiado en Gobierno Municipal de Valle Hermoso, Tamaulipas es la gran cantidad de aviadores que cobran un jugoso sueldo sin hacer absolutamente nada.
Ah pero como son familias del presidente municipal Daniel Torres no pueden decirles o comentar algo en contra de ellos porque a la brevedad son suspendidos o retirados del cargo.
Como lo hemos comentado en columnas anteriores es un cuento que hubo un inicio y jamás tendrá un fin, para no ir muy lejos los que ahora gozan un lugar especial dentro de la nómina municipal ya se han encontrado como funcionarios públicos municipales o estatales.
Dice un dicho que la verdad no peca pero sí incomoda. Existe dentro de tesorería municipal un empleado de confianza que cuenta con un gran historial detrás de él, motivo es que tiempo atrás se encontró como empleado de lugares especiales, también estatales en donde dejo recuerdos pésimos. Por tal motivo fue colocado en un lugar Especial por su gran capacidad de maquillar facturas y así obtener jugosas ganancias los que girara su alrededor y saben todo acerca del mencionado le colocaron apodo Coperfil ustedes entenderán porqué.
Cambiando de tema a uno peor, los empleados de piso son los que pagan los platos rotos como son parques y jardines, limpieza, obras pública etc.
Son obligados a trabajar tiempos extras sin ningún tipo de consideración y si alguno de ellos alza la voz de su inconformidad es suspendido.
O es dado de baja sin ningún tipo de consideración, no solo aquí se cuecen habas también los que están haciendo de las suyas son empleados estatales quienes de una manera u otra buscan la candidatura por el Partido Acción Nacional a la presidencia municipal de Valle Hermoso, Tamaulipas, pero esa es otra historia la cual la daremos a conocer en la próxima edición.
La corrupción política dejó de ser un tema centrado sólo en algunos países y protagonizado por las capas inferiores de la administración pública. En un mundo cada vez más desregulado, es un problema que golpea en todas partes y que llega a las máximas autoridades del Estado.

“En un pasado no muy lejano, denunciar hechos de corrupción no tenía demasiado impacto porque se consideraba que
formaba parte de la administración pública. Pero ahora se tolera mucho menos que antes, porque la conciencia ciudadana es mayor. Entonces, lo que explica la mayor cantidad de denuncias es el mayor impacto en la opinión pública y la menor tolerancia”.
“Quien asume un cargo público debe tener un perfil básico, constituido por al menos tres elementos: capacidad para el cargo; lealtad a la Constitución y a su comunidad, no al partido ni a sus intereses particulares; y tercero, virtud y sentido de justicia. Es el perfil mínimo.

Cuando estos criterios no están presentes llegan los improvisados, se practica el nepotismo, la injusticia y la corrupción”. Los políticos al igual que los piratas, pelean por conquistar un botín, y una vez que lo obtienen lo reparten entre ellos dejando atrás las promesas informadas en las contiendas electorales, bueno es todo por el día de hoy y recuerden que Dios les dará el doble de lo que piden para este humilde empleado de la pluma. Hasta la próxima.