Una escuela en Dallas pidió 50 padres sustitutos para sus alumnos y se aparecieron casi 600

El centro educativo se dio cuenta que para su tradicional “Desayuno con papás’ unos 150 alumnos no tenían a quién llevar por no contar con una figura paterna. Un anuncio pidiendo ayuda en Twitter resolvió el problema.

Las autoridades de una escuela en Dallas se estaban preparando para celebrar su tradicional ‘Desayuno con papás’ organizado cada año a mediados de diciembre para integrar a los padres de los alumnos de ese centro educativo cuando se dieron cuenta que unos 150 jóvenes no tenían figura paterna.

Por ello a los maestros de la Billy Earl Dade Middle School se les ocurrió hacer una convocatoria en su página de Twitter pidiendo a padres de la comunidad servir como acompañantes de los alumnos, todos varones de 11 a 13 años, solo por esa mañana.
Parte del mensaje de la maestra Kristina Chaade decía: “Necesitamos al menos 50 mentores masculinos que puedan estar una hora del próximo miércoles en la mañana”, con el fin de compartir con los alumnos que no tienen padres.

Poco después, algo extraordinario ocurrió: casi 600 hombres se presentaron para ayudar a servir de mentores de los niños, algunos de ellos sirviendo de voluntarios por primera vez.
La fotógrafa Stephanie Drenka registró gráficamente el evento que ya ha sido reseñado por numerosos medios de comunicación del país. En declaraciones a ABC News, Drenka reconoció que lloró de la emoción, especialmente porque los hombres que se presentaron no solo estuvieron allí, sino que compartieron con los jóvenes y se comprometieron a servir de mentores de la escuela y de centros que necesiten ayuda similar en esa ciudad.

Jason Rodriguez, oficial de la policía de Dallas fue uno de los mentores y escribió en un tuit que fue emocionante ver a tantos hombres ayudando: “Las palabras no pueden describir el impacto que provoca en jóvenes y mentores hacer este trabajo. Es poderoso ver a una comunidad de hombres y padres venir juntos para abrazar a estos jóvenes. Gracias por llamarme y estar allí”, escribió.