Cierre de maquiladoras solo rumores: Chavira

Victoria, Tam.- Los conflictos sindicales generados durante el 2017 al interior de la maquiladora APTIV (antes Delphi), solo generaron rumores de un posible cierre, lo mismo ahora durante el 2018, sostuvo la Secretaria del Trabajo, María Estela Chavira Martínez.

“Solo han sido especulaciones y rumores”, aseguró tras admitir que efectivamente hubo complicaciones entre sindicatos por la titularidad del contrato colectivo de trabajo, sin embargo aclaró que hasta ahora no hay ningún indicio de que la maquiladora se vaya de Ciudad Victoria.

Dijo que contrario a los rumores de que esta maquiladora se vaya, solo hubo cambio en la razón social y lo mejor que ya comenzó con nuevas contrataciones, para ir llenando los espacios que causaron baja el año pasado.

“Hasta el momento no tengo ningún dato de ninguna empresa maquiladora que haya dejado el Estado y Delphi no es la excepción”, reiteró.

Cabe destacar que Dolores Zúñiga Vázquez, como dirigente del Sindicato de esta maquiladora, lamentó que la empresa se haya negado a la demanda del 30 por ciento como aumento directo al salario para la plantilla laboral, que se planteó desde hace más de dos meses.

Explicó que como secretaria general del Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras, cuenta con el respaldo de la mayoría en la planta 1, con 2 mil 300 obreros y por consecuencia, tiene la titularidad del contrato colectivo de trabajo y por lo mismo encabeza las negociaciones salariales con la empresa.

“Lo que yo como dirigente del sindicato más grande consiga para los empleados de APTIV 1 automáticamente se verá reflejado en la planta II, donde hay cerca de mil 900 trabajadores. La Ley Federal del Trabajo establece claramente que cuando una empresa tiene dos sindicatos el patrón debe negociar con el gremio que cuente con el mayor número de obreros, que en este caso soy yo, y desde que existe la maquiladora siempre ha sido así”, atajó Zúñiga Vázquez.

Por consiguiente, resaltó que tiene un emplazamiento interpuesto ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de Noviembre pasado y tiene una vigencia de dos meses.

“Es decir vence el 16 de enero. En caso de que no se llegue a un acuerdo para esa fecha, el sindicato tiene la posibilidad de recurrir a la huelga a partir del 19 del mismo mes, aunque también está la opción de conceder una prórroga para continuar con las negociaciones”, apuntó.

Para esa fecha, dijo, y para el cierre del contrato que es el 16, tiene que estar firmado el nuevo contrato, ya que el emplazamiento es un derecho y se metió así como lo marca la ley.

Redacción de Edgar Ramírez