Rusia: El ataque de EE.UU. y sus aliados contra Siria socavó los pasos para un acuerdo pacífico

El ataque “es una flagrante violación del derecho internacional”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa tras la reunión con su homólogo chino, informa la agencia RIA Novosti.

Asimismo, indicó que tanto Moscú como Pekín están a favor de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) lleve a cabo una investigación “exhaustiva, objetiva y sin presiones externas” sobre el supuesto ataque químico que tuvo lugar el pasado 7 de abril en la ciudad siria de Duma (Guta Oriental), del que Occidente acusa al gobierno de Bashar al Assad sin tener ninguna prueba, y que usó como pretexto para bombardear a la nación árabe.

El ataque “es una flagrante violación del derecho internacional”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa tras la reunión con su homólogo chino, informa la agencia RIA Novosti.

Asimismo, indicó que tanto Moscú como Pekín están a favor de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) lleve a cabo una investigación “exhaustiva, objetiva y sin presiones externas” sobre el supuesto ataque químico que tuvo lugar el pasado 7 de abril en la ciudad siria de Duma (Guta Oriental), del que Occidente acusa al gobierno de Bashar al Assad sin tener ninguna prueba, y que usó como pretexto para bombardear a la nación árabe.

Los países que apoyaron el bombardeo dieron su visto bueno a esas acciones de EE.UU. y sus aliados por obligación, pese a que saben que esta medida es inaceptable para resolver graves crisis internacionales, agregó Lavrov.

Los especialistas de la OPAQ todavía no han visitado el lugar donde supuestamente se llevó a cabo el ataque químico en Duma, ni los laboratorios químicos que estaban en manos de los grupos armados, señaló el ministro ruso, haciendo hincapié en que Moscú insistirá en que los inspectores internacionales visiten todos los lugares asociados con el presunto ataque químico.

“Falta de una alternativa política-diplomática para la crisis siria”
“Observamos lo que está sucediendo en Siria con gran preocupación, porque la provocación (el bombardeo) ha tenido lugar precisamente en el momento en que se produjo el punto de inflexión”, dijo Lavrov, explicando que el ataque de EE.UU. y sus aliados se produjo cuando la lucha contra el Estado Islámico y demás grupos terroristas estaba por terminar y cuando se logró liberar la región de Guta Oriental y estaba por comenzar el proceso político en Siria.

Entre tanto el ministro chino de Exteriores comentó que Pekín se opone al uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y reiteró que cualquier medida, en particular, de carácter militar debe ser aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Lavrov además recordó que el bombardeo se llevó a cabo justo antes de que llegaran los inspectores de la OPAQ. “Para todos los observadores imparciales debería ser obvio que con estas acciones pretendían interrumpir la investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y socavar las tendencias positivas (de diálogo) que, en gran parte, se habían logrado gracias al trabajo de los países garantes: Rusia, Irán y Turquía”, añadió el ministro ruso.

Moscú y Pekín han hecho hincapié en la falta de una alternativa política-diplomática para la crisis siria, por lo que han acordado intensificar su cooperación bilateral al respecto, incluso en el Consejo de Seguridad de la ONU.
“Es inaceptable revisar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní”
Por otro lado, el jefe de la diplomacia rusa anunció que es “inaceptable” revisar el Plan de Acción Conjunta sobre el programa nuclear de Irán.

Ese acuerdo fue aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU, y enmendar ese tipo de pactos es inaceptable. “De lo contrario, lo que se trataría es de revisar uno de los logros más grandes de la diplomacia internacional de los últimos tiempos”, aseveró Lavrov. Rusia y China se opondrán a esa iniciativa, para evitar el “desarrollo de acontecimientos extremadamente peligrosos” en la arena internacional, agregó.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha criticado el pacto en repetidas ocasiones, tildándolo de “uno de los peores acuerdos” que Washington haya firmado jamás. El mandatario estadounidense fijó el 12 de mayo como fecha límite para “arreglar” el histórico acuerdo y evitar que EE.UU. lo abandone.
“Es inaceptable revisar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní”
Por otro lado, el jefe de la diplomacia rusa anunció que es “inaceptable” revisar el Plan de Acción Conjunta sobre el programa nuclear de Irán.

Ese acuerdo fue aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU, y enmendar ese tipo de pactos es inaceptable. “De lo contrario, lo que se trataría es de revisar uno de los logros más grandes de la diplomacia internacional de los últimos tiempos”, aseveró Lavrov. Rusia y China se opondrán a esa iniciativa, para evitar el “desarrollo de acontecimientos extremadamente peligrosos” en la arena internacional, agregó.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha criticado el pacto en repetidas ocasiones, tildándolo de “uno de los peores acuerdos” que Washington haya firmado jamás. El mandatario estadounidense fijó el 12 de mayo como fecha límite para “arreglar” el histórico acuerdo y evitar que EE.UU. lo abandone.