El top ten de la vanidad

1. Aumento de busto

Es una de las cirugías más solicitadas por las mujeres en diversas partes del mundo. No existe edad ideal para aumentar el busto. De los 18 años en adelante es recomendable, siempre y cuando la persona tenga claras las razones por las cuales se sometería a este procedimiento, además de las consecuencias del mismo. Es importante tener presente el tamaño del implante dependiendo del grosor o la estatura del paciente.

2. Lipoescultura

Es el segundo procedimiento quirúrgico más popular y solicitado entre las mujeres, para moldear y dar forma al cuerpo. Esta cirugía consiste en quitar acumulaciones de grasa del cuerpo e inyectar esta misma en otra zona que se desee aumentar, como el trasero o las piernas.

La especialista, Dra. Luisa Plata, recomienda realizarla después de los 20 años debido a que el metabolismo de las personas jóvenes es mucho más veloz y es más fácil bajar que cuando ya se es un adulto mayor.

3. Cirugía de nariz

Es uno de los procedimientos quirúrgicos más complejos debido a la técnica y a la precisión que se debe tener para no perjudicar al paciente. Lo ideal de esta cirugía es realizarla después de que el tabique haya terminado de crecer y es muy importante tener en cuenta la fisonomía de la cara para que la nariz vaya de acuerdo con ella. No sólo es importante que sea vea bien, sino que también pueda respirar bien.

4. Abdominoplastia

Es muy popular entre las mujeres que hayan tenido hijos y que ya no deseen tener más, consiste en quitar el exceso de piel del abdomen, y estrías, tensándola hasta dejar el abdomen plano.

5. Lipoinyección glútea

Este proceso quirúrgico es puntualmente en los glúteos. No tiene que ver con la gluteoplastia, intervención quirúrgica en la cual se aumenta el tamaño del trasero con implantes de silicón. La lipoinyección glútea aumenta el tamaño con la misma grasa del paciente. Algunos centros de estética y belleza recomiendan productos de baja calidad para inyectar, en el trasero o en el busto, aunque los resultados de esto a largo plazo pueden resultar desastrosos.

6. Cirugía de párpado

Esta cirugía se ha hecho popular ya que aunque a simple vista parecería una cirugía para rejuvenecer el rostro a causa del paso de la edad, muchas mujeres lo practican porque por genética tienden a tener grandes ojeras o el parpado caído. Se recomienda practicar esta cirugía después de los 35 ó 40 años, pero si es por razones genéticas, se recomienda practicarla a una edad que supere los 20 años.

7. Elevación de las cejas

Este procedimiento consiste en elevar la frente para darle al rostro un toque mucho más juvenil y para corregir las cejas caídas. La edad ideal para realizar esta cirugía varía, porque al igual que la cirugía de párpado, puede ser por envejecimiento o por genética.

8. Rejuvenecimiento facial

Esta es la suma de diferentes cirugías que se practican sobre el rostro y el cuello para rejuvenecer el aspecto del paciente. Lo ideal para esta cirugía es comenzar a realizar pequeñas intervenciones como la elevación de las cejas, empezando desde los 45 ó 50 años para que el envejecimiento no sea tan notorio, porque al realizar el rejuvenecimiento facial completo a una edad muy avanzada sería un cambio muy drástico y la idea original de la cirugía plástica es que sea lo más natural posible.

9. Rejuvenecimiento vaginal

Es la intervención quirúrgica para mejorar y rejuvenecer la apariencia de los genitales externos, aunque parezca extraña y poco común esta cirugía, las razones por las cuales una persona se sometería a este procedimiento son absolutamente comunes entre la mayoría de las mujeres. Esta cirugía tiene demanda por tres causas diferentes: por postparto, por herencia o por pérdida dramática de peso.

10. Las orejas

Son un punto dramático no solo para las mujeres, sino para la mayoría de las personas. Muchas mujeres se realizan está cirugía para mejorar el aspecto del rostro y poder hacerse una cola de caballo sin tener que ocultar las orejas con el cabello. Esta cirugía a diferencia de las demás se puede practicar desde los 6 años de edad, momento en el cual los niños pueden llegar a ser muy crueles con otros niños por esa causa.