Maki llevará agua a Bugambilias de manera ininterrumpida

No bastó correr a más de 1,000 aviadores del municipio y rescatar 350 millones de pesos, el rezago de Reynosa rebasa los 30 años de omisiones de los pasados gobiernos, y si bien es cierto que ya se remontaron siete años de atraso en tan solo un año y medio en la administración de Maki Ortiz, también es cierto que aún falta mucho por hacer para que esta ciudad logre su modernización, por lo que es necesario seguir con los buenos gobiernos del PAN, que hoy va en alianza con el MC y PRD.

Lo anterior fue expresado en Bugambilias, donde la candidata a la Presidencia Municipal por la coalición Por Tamaulipas al Frente, Maki Ortiz, estuvo acompañada de su suplente Mirna Flores, por el representante de Ricardo Anaya, Jesús María “Chuma” Moreno Ibarra, asimismo por el candidato a Diputado Federal por el IX Distrito, Ernesto Robinson Terán, y su suplente Ricardo Moreno, también por Silvestre Rodríguez, presidente del Movimiento Ciudadano, asimismo por miembros del PRD.

Cuando Maki Ortiz llegó a la Presidencia Municipal, Reynosa estaba desvastada, sin agua potable suficiente y con un 30 por ciento de bombas para el suministro del vital líquido; también estuvo con años y años de olvido en el mantenimiento de drenaje.

Después de más de 30 años, fue Maki Ortiz quien empezó las acciones en la solución de los drenajes y brotes de aguas negras con millonarias inversiones para solucionar caídos y socavones, rehabilitando cárcamos, colectores y subcolectores.

Enfatizando Maki Ortiz que si bien habría una inversión de 400 millones de pesos, hacen falta 1,500 MDP para dar suministro de agua potable y buen servicio de drenaje.

Gracias a que Maki hizo una buena administración de los recursos del pueblo, se pudo remontar en el rezago de agua y drenaje que los gobiernos pasados omitieron.

“No les pido paciencia porque la paciencia se acabó, pero si les pido esperanza ¡sacaremos las aguas negras y vendrá el agua potable!”, afirmó Maki Ortiz.

Agregó Maki Ortiz que al igual que las becas, que pasaron de los siete a los 63 millones de pesos en apoyos, y las más de 130 pavimentaciones hechas en año y medio, más que en los pasados siete años, el agua potable llegará a Bugambilias para beneficio de las familias.

El reto es muy grande, se trata de más 30 años de rezago de los pasados gobiernos, por lo que se necesitan tres años para modernizar y transformar a Reynosa.

“Si en su colonia ustedes vieron un beneficio, eso es mejorar, pero les digo que aún falta mucho por hacer, mucho más y así como conseguimos dinero para solucionar el problema de los drenajes, así lo conseguiremos para el agua potable”, sostuvo Maki Ortiz.

Citó Maki que si en los pasados gobiernos no se hubiera dado la corrupción, de no registrarse los más de 1,000 aviadores y de haber sido los ex alcaldes buenos administradores, Reynosa hoy fuera otra ciudad, una ciudad moderna, donde desde hace muchos años las actuales generaciones ya estarían disfrutando los cambios, las transformaciones.

“¡Hemos sufrido por malos gobiernos, pero eso se acabó, vamos por la dignidad de Reynosa!”, apuntó Maki Ortiz.