Denuncia Marco inejercicio del estado en el desasolve de presas

Frente a una inminente y grave sequía que afectará a todo el sector agrícola de la entidad, Marco González denunció que el Gobierno del Estado no aplicó en tiempo y forma 50 millones de pesos que se le asignaron para un programa de desazolve de presas en el agro nuevoleonés.

El Candidato a Diputado Local por el Distrito 26 explicó que, como parte del Presupuesto 2018 de la Administración Estatal, el Congreso asignó una partida especial para contratar horas-máquina para retirar el cieno y lodo que se acumula en el fondo de las presas, lo cual le da a éstas una mayor capacidad de captación del agua de lluvias y escurrimientos naturales.

González, quien ha trabajado por más de 15 años en diversas funciones y programas de apoyo al campo, precisó que esto debió haberse hecho desde principios de año, antes de la temporada de lluvias.

Añadió que esta temporada de lluvias ya pasó, que la misma encontró a miles de presas del sur de Nuevo León llenas de cieno y lodo y que, por tanto, los embalses no pudieron acumular suficiente agua para que los productores agrícolas hubieran enfrentado la presente sequía con mayores oportunidades de supervivencia.

“Estamos en junio, ya empezó los estragos de la sequía”, expresó Marco González, en un recorrido por el sur del estado.

“Atrás de mi hay un estanque de agua, parecieran buenas noticias. Sin embargo, nosotros autorizamos un recurso de 50 millones (de pesos) desde diciembre (de 2017), para que hubiera un programa de desazolve de presas. ¿Qué es desazolve? Que hubieran limpiado las presas, para aumentar su potencial de acumular agua. Estas presas no fueron desazolvadas”.

“Y así como esta, hay miles de presas en el sur del estado que no se desazolvaron a tiempo. Los estragos de la sequía van a llegar más pronto de lo planeado, por no haber hecho lo que autorizamos desde diciembre”.

“Ojalá el Gobierno del Estado aprenda, que cuando le autorizamos recursos, es para usarlos en tiempo y forma”.

Las presas, represas, estanques, aljibes y otras obras de ingeniería humana que se encuentran en el campo, sirven para dotar de agua a agricultores, ganaderos e incluso, para consumo doméstico en miles de comunidades rurales de la entidad.

Marco González responsabilizó directamente a Promotora de Desarrollo Rural de Nuevo León (Proderleón), por el inejercicio de estos 50 millones de pesos y exigió una explicación al respecto.

Señaló que la autoridad estatal debe explicar en qué y cómo aplicó estos recursos, pues en sus recorridos por el sur del estado, constató que no han sido utilizados para lo que fueron etiquetados: desazolvar las presas de la región agrícola de la entidad.

Esta situación fue comprobada por González, en el agro de municipios como Aramberri, Doctor Arroyo y Galeana, entre otros.