Van mil 500 alumnos a Escuela de Verano en Nuevo Laredo

En el concepto de brindar un fortalecimiento a la educación de Nuevo Laredo, esta vez la “Escuela de Verano” recibió desde el martes mil 500 estudiantes de educación básica en un total de 20 primarias y 10 escuelas secundarias.

“Vamos a tratar de hacer más con menos, mediante una condensación de actividades que cumpla el cometido de reforzar el aprendizaje en la educación básica”, declaró Aurelio Uvalle Gallardo, titular del Centro Regional de Educación y Desarrollo (Crede).

Citó lo anterior el mentor en referencia a que el año pasado fueron 89 planteles educativos los que participaron en los cursos de “Escuela de Verano” del total de 181 planteles existentes en la ciudad.

Los cursos de verano serán del 10 al 24 de julio y la confección de este programa se hizo de una manera acuciosa con la finalidad no solo de alcanzar las metas trazadas, sino de superar la efectividad de años anteriores en materias como español, matemáticas e inglés.

“Esta labor de fortalecimiento a la educación, indudablemente que sería difícil de lograr sin la participación desinteresada de los maestros, quienes sin embargo serán estimulados por la Secretaría de Educación en Tamaulipas”, expresó.

La primera encomienda por indicación de Gobierno del Estado, dijo, es fortalecer el conocimiento de los alumnos, tanto aquellos que han destacado como quienes resultaron con calificaciones bajas o bien reprobaron alguna de las materias.

Acerca de alumnos reprobados, cuyo término se maneja con mucho sigilo para no lastimar a susceptibilidad de los niños, se ha ido reduciendo cada año debido a las diversas alternativas de regularización que se aplican y donde los padres tienen participación.

“Diría que de los poco más de 82 mil alumnos que tiene la educación básica, deberemos tener menos del cinco por ciento como reprobados. Que sería menos del ciclo anterior y sin embargo son atendidos mediante la regularización con clases extraordinarias”, dijo.

Uvalle Gallardo expuso que otra opción que se aplica es en los grados de primero y segundo, donde ante la baja en calificaciones que obtiene algunos, sin embargo son pasados al siguiente año en la confianza de la maduración del pequeño y el apoyo de maestros y padres.

Consideró sumamente importante este punto que contribuye a reducir los índices de reprobados, al realizar todo el esfuerzo el maestro y el padre de familiar para regularizarlo sobre la marcha sin que el pequeño pierda un grado de estudios.